Biopsychology.org

English

Artículos Casos   Libros Apuntes Otros  

"La desamortización de Mendizábal en la provincia de Zaragoza (1836-1851)".  P. Marteles, 1990. (pmartele@pie.xtec.es)

Atrás Arriba Siguiente

 

9.10.- VENTA DE EDIFICIOS, SOLARES Y HUERTOS

- CALATAYUD

Las noticias sobre esta población son muy abundantes y una vez más puede apreciarse la extrema lentitud con que se desenvolvía un expediente de ventas. Una parte de ellas se refieren a la venta de los huertos adyacentes a los conventos de Capuchinos, Descalzos y Dominicos de la villa.

El 2-12-37 llega un oficio de la Junta Superior, preguntando a la de Zaragoza si la venta de las huertas mencionadas no haría desmerecer a los respectivos edificios. Se hicieron todas las gestiones y la venta se llevó a cabo con toda normalidad, pues el 30-8-38 la Superior informa que ha oficiado al Ministerio de Hacienda, proponiendo la aprobación de la venta de esas huertas, siempre que se abone su importe en metálico tal como se había fijado en la R.O. de l8-5-38.

A los interesados se le hizo saber esta comunicación y que si se avenían a esta modalidad de pago no sería necesario proceder a nueva subasta. El 29-11-38 llega la confirmación definitiva de la venta, aprobada en R.O.de 6-9-38, por la que corresponde pagar a Alberto Palacios 40.910r con 14 mr. por la huerta de los Descalzos, y, a Agustín Zabalo 28.571r con 4 mr. por la de los Dominicos y Capuchinos. El pago a metálico y satisfaciendo la mitad de importe en la toma de razón.

El 15-12-37, Eugenio Rubio, maestro de primeras letras de la ciudad, solicita una parte del convento de la Trinidad. La Junta pide informes al Ayuntamiento para ver si la partición estropearía el edificio o si éste contiene bellezas artísticas. Ante la información favorable, el 28-3-38 la Junta dispone que se anuncie la pública subasta de esta porción, en Calatayud y Zaragoza, por una tasación que se ha valorado en 14.362r.

Con fecha 19-4-38 llega la solicitud de José Crespo, del comercio de Calatayud, pidiendo la tasación de las cuatro partes en que se ha dividido el convento de la Trinidad. Meses después, el 27-8-39, el subalterno comunica que Manuel Ramos, vecino de Calatayud ha ofrecido comprar todo el convento de la Trinidad, si se le rebaja la cuarta parte de su tasación y se le permite hacer el pago con libranzas del Tesoro. La Junta, naturalmente, no admite la oferta de Ramos.

Ese mismo día el subalterno de Calatayud comunica que ha reclamado varias cantidades que le adeudan Alberto Palacios, Agustín Zabalo y Marcos Urraca, y pide instrucciones al respecto. El caso más claro era el de Urraca, que debía abonar 100r y se le comunica que los obtenga. Con respecto a Zabalo le informan que no debe molestarle más, pues resulta que ha pagado ya en Tesorería.

El caso de Alberto Palacios era más chusco, pero ilustrativo del tema de las formas de pago. Este interesado decía que no pagaba su cuenta por la compra de la huerta de los Carmelitas si para ello tenía que trasladarse a Zaragoza, pero que sí estaba dispuesto a ingresárselo al subalterno, tan pronto como se le remitiera la escritura. Ante estas razones, la Junta dispone que haga el ingreso de su deuda al administrador de Rentas de la localidad, quedando de este modo zanjada la cuestión.

El 23-11-39 Agustín Zabalo manifiesta su deseo de comprar un solar del convento de los Capuchinos. El 2O de diciembre se ordena su tasación y medición. El 27-1-40 se piden informes al Ayuntamiento y al juez de Primera Instancia. Finalmente, el 17 de marzo, tras llegar los informes, se dispone la puesta en venta. Pero la subasta no debió cubrir la tasación porque el 16-9-40 la Junta Superior manifiesta que debe procederse a nueva subasta del solar en un plazo máximo de 30 días.

Antes del 23-11-39 había habido ya varias peticiones de compra del edificio de los Dominicos de Calatayud. El 20 de diciembre, Agustín Zabalo vuelve a solicitarlo y la Junta piensa que ha lugar la tasación porque amenaza ruina si no se repara y es en beneficio de la Hacienda. El 27-1-40 se espera todavía que la Comisión Agricultora de Calatayud informe sobre las bellezas artísticas del edificio. Después el arquitecto de la Junta se desplaza para hacer la tasación y una vez hecha ésta el l4-4-40 se aprueba y se ordena la formalización del expediente, para su enajenación.

El mejor postor en la subasta resultó ser Santos Sanz, vecino de Zaragoza. Y como la aprobación de la Superior no llegaba, el 9-11-40, Sanz "pide que se le faciliten las llaves del convento para atender a su cuidado y evitar que se deteriore, ínterim recae la probación de su Majestad a la subasta". La Junta ve razonable esta petición y ordena que el subalterno se las entregue mediante inventario.

Otros dos conventos objeto del interés de los particulares, fueron los de los Trinitarios Calzados y Carmelitas Descalzos. El 27-1-40, la Junta Superior comunica que Ceferino Soto, vecino de Madrid, ha solicitado la compra de ambos conventos. Tan pronto como la Comisión de Agricultura informe, el subalterno levantará expediente de subasta y se transmitirá a la Superior. El 14-4-40 se aprueba el expediente de subasta de ambos conventos y se hace necesario comunicar al Ayuntamiento de Calatayud que los va a enajenar, a pesar de que uno de ellos lo tenía solicitado el municipio para fines de utilidad pública.

El 20-12-39, Miguel Pérez y Dolz, vecino de Zaragoza, manifiesta su deseo de comprar el convento de religiosas Descalzas de Calatayud. El 27 de enero llega el informe de amortización a este respecto, así como la solicitud de Agustín Zabalo, que también se interesa por el edificio.

Sin embargo la comisión Agricultora bilbilitana tarda mucho en proporcionar su informe sobre las bellezas artísticas del convento. Quizá ello se explique por el hecho de que a nivel local se pensaba aprovechar solares y terrenos de este convento para mejoras en los paseos de la ciudad. Se hizo necesario que el arquitecto de la Junta acudiera a informar. Finalmente, Gimeno envía la tasación de la parte del convento que se halla fuera de la línea marcada por la continuación de la carretera de Madrid en línea recta, así como la de la huerta y de los corrales. No sabemos como concluyó esta venta, pues sólo hemos recogido que la Junta se limita a informar a Amortización para ver a quien corresponde vender los huertos, sin que aparezcan más noticias al respecto.

Los corrales a que aludía Gimeno eran los del Carmen que había solicitado comprar Joaquín Catalina, vecino de Calatayud, el 11-3-40 . La Junta había pedido al arquitecto que informase sobre si la venta iba a perjudicar o no la posterior venta del edificio. El l4 de abril Amortización manifiesta que no es conveniente enajenar el corral aisladamente, de forma que la Junta opta por comunicarle a Catalina que sólo hay posibilidad de atenderle si se interesa por todo el edificio.

-ARIZA

De esta población contamos con escasas noticias. El 1-11-37 el subalterno pide que se le confirme el importe de la tasación del convento de Franciscanos de la localidad. El 4 de noviembre llega un oficio de Santiago Palacios, que se envía al alcalde de Ariza, para que se establezca si el corral y bodega, que se halla en el círculo de sus tapias, forman parte del convento y en caso negativo se proceda a tasarlos. El 2 de diciembre se ordena la subasta, una vez que se acepta la tasación.

- BORJA

En febrero de 1839, Matías Murillo, vecino de la localidad, pide la tasación en venta de "un sitio sin luz, de tres varas y media, poco más o menos, ruinoso, perteneciente al suprimido convento de San Agustín, que servía de osario a la iglesia del mismo, situado debajo de la casa habitación del recurriente". Ante la peculiaridad del local en cuestión, se recurre a Amortización, que propone como perito a Narciso Salillas, para que establezca, junto con el subalterno, si es competencia de la Junta o no entender en el asunto. Se concluye que el lugar pertenece al convento y que aunque se le podría independizar con un tabique, no conviene que se haga.

El 23-11-39, Mariano Asensio, vecino de Borja, pide comprar un cuarto oscuro y pequeño de los Agustinos. El 27-1-40 llega el informe del subalterno, pero se hace necesario pedir otros al Ayuntamiento, al Juez de Primera Instancia y al Administrador de Rentas. Los informes tardan en llegar y entre tanto resulta que el Ayuntamiento ha presentado una solicitud para convertir todo el edificio en cárceles. Ese día, Matías Murillo vuelve a solicitar lo mismo que Asensio y tampoco se le puede atender.

Pascual Nogués, vecino de Borja, envía a la Junta el 14-4-40 la solicitud de compra del convento y huerto de los dominicos. Se pide aclaración de competencias a Amortización y el 16-9-40 se concluye, a propósito de este tipo de ventas, que Gimeno y Antonio Vicente son los encargados de declarar los huertos de los conventos que pueden enajenarse.

- TARAZONA

El subalterno de Tarazona comunica el 16-2-39 que aunque había levantado ya expediente de subasta de una parte del edificio del convento de la Merced, que solicitaba Gregorio Casajús, no lo ha mandado porque ha tenido noticia de que el Ayuntamiento ha incluido esos locales en un plan para la construcción de cárceles públicas. La Junta, que todavía no tiene conocimiento del hecho, le pide que amplíe la información sobre lo solicitado por el Ayuntamiento.

Meses más tarde, el 26-9-39, otro vecino de Tarazona, Juan Bautista Ladrix, quiere comprar un local pequeño, bajo y cerrado de San Francisco. La Junta pide informe al subalterno, que contesta el 23 de noviembre, diciendo que es un local inútil, sin unir al edificio y que es preferible venderlo. No satisfecho con esta información, ese mismo día se pide al administrador Antonio Morales, que informe reservadamente. Como vemos, la Junta no debía tener una confianza excesiva en su subalterno de Tarazona, porque en esta ocasión se vió precisado, lo mismo que con motivo de arriendo de la bodega de Veruela, a comprobar la veracidad de sus comunicados.

- ALCAÑIZ

El 17-X-39 la Junta Superior pide informes sobre el convento de Santo Domingo de Alcañiz, pues lo quieren comprar asociados, Conesa y Labrador, del comercio de esa ciudad, a lo que se contesta que corresponde a la Junta de Teruel esa función.

- PANIZA

Ya hemos visto que las relaciones entre la Superior y la Provincial no fueron siempre cordiales. El 17-3-40 Pedro Tejero, vecino de Cariñena, solicita la compra del convento de San Francisco, conocido como Santa Catalina, situado a hora y media de Paniza. Tras informar Amortización se dispone su tasación. El 14 de abril ya ha sido tasado por Gimeno y se anuncia la subasta para antes de un mes. Una vez formalizado el expediente, se envía a Madrid para su aprobación, pero la Superior no lo acepta y el 31-8-40 oficia a la Provincial devolviendo el expediente de subasta "para subsanar la tasación que hizo Gimeno", que es muy baja, habiéndose de proceder de nuevo a tasación con arreglo a tipos más altos. Finalmente, el 9 de noviembre, elevado el precio de la tasación, se pone de nuevo a la venta, pero no sabemos lo ocurrido.

- DAROCA

Se llevó a cabo la venta de solares, iglesia, corrales y demás pertenencias del convento de San Francisco, que había sido demolido. El 25-5-40 solicita su adquisición Agustín Zabalo, vecino de Calatayud y el 9 de junio, tras informar el administrador de Rentas y el Juez de Daroca, se manda a Gimeno que proceda a tasarlo y el 11 de julio de aprueba. Sin embargo, no es Zabalo el licitador que se lleva la subasta (en Calatayud habíale ocurrido lo mismo) sino Silvestre Gaspar, también de Calatayud, el cual en 16-9-40 solicita que se le proporcionen las llaves del convento para custodiar los materiales hasta el momento de la aprobación definitiva.

- EJEA

Del convento de Capuchinos de Ejea nos ocupamos con detalle al abordar el tema de los arriendos de locales. La aspiración de la Junta era vender todos los edificios que no reclamara la Comisión Artística y hacerlo de la forma más ventajosa posible. Por ello, al ir a venderse por separado el edificio y la huerta de este convento, el 6-7-l0 la Junta pide al Intendente que suspenda la venta. El Juez de Primera Instancia ha enviado un informe en el que se ponen de manifiesto las ventajas que habrá de reportar la venta conjunta, y es preferible esperar a que la Superior dé su anuencia para hacerlo de esta forma.

 

 

Atrás Arriba Siguiente

© Biopsychology.org, 1998 - 2006

 
Última actualización:
21/03/06