Biopsychology.org

English

Artículos Casos   Libros Apuntes Otros  

"La desamortización de Mendizábal en la provincia de Zaragoza (1836-1851)".  P. Marteles, 1990. (pmartele@pie.xtec.es)

Atrás Arriba Siguiente

 

10.2.- LA JUNTA Y EL CONVENTO DE SAN FRANCISCO

Derruido casi enteramente durante la guerra de la Independencia, ocupaba el solar sobre el que hoy se levante el palacio de la Diputación Provincial, en la antigua plaza de la Constitución. Cuando los religiosos abandonaron el edificio, parte de él fue cedido al Ayuntamiento y parte a la Diputación, dedicándose el resto a habitaciones. En 1850 lo poco que quedaba en pie servía como cuartel de la Guardia Civil, pues en la mayor parte del local se habían comenzado ya las obras del palacio, que iba a acoger todas las dependencias del Gobierno Provincial.

Como ejemplo de cesiones a organismos públicos ofrecemos a continuación, igual que en el convento del Carmen el "Estado de los Inquilinos..." presentado por el Arquitecto de la Junta a finales de diciembre de 1838.

Inquilinos   

 local   

 nº meses   

 estancias   

 tasación

Los Bomberos Nacionales   

1   

4   

 2 celdas   

  - 

Idem   

2   

4   

 2 celdas   

  - 

Idem   

3,4   

2   

  el Salón y Coro   

 - 

D.Eugenio Aznar   

5   

11   

 2 celdas   

 320r 

Dª.Mª Joaquina Moreno   

6   

6   

  4 celdas   

  190 

Dª.Cecilia Corral   

7   

5   

 2 celdas y media   

  120 

Dª.Gregoria Fiandrino   

8   

5   

 2 celdas y media   

  120 

D.Francisco Flores   

9   

10   

  3 cuartos   

  120 

D.Juan Vienne   

10   

10   

  2 cuartos   

   80 

Dª. María Gal   

11   

8   

  2 celdas   

   80 

D.José Montesinos   

12   

8   

 3 celdas   

 120 

La Milicia Nacional   

   

 

 la Iglesia   

-
El Excmo.Ayuntamiento

   

   

 el Corral   

-

La Guardia del Principal   

   

el Pabellón de la Plaza   

La Excma.Diputación   

   

la parte nueva del edificio   

La primera solicitud que hemos encontrado es la de José Monterde, pidiendo una habitación el 6-9-37. No se atiende su petición, pero lograría colocarse, pues el año siguiente vemos que pide a la Junta la habitación que había ocupado en las Capuchinas sin su permiso. El 28-3-38 Teresa Salomón, viuda del teniente Pascual Noel, pide también una habitación, pero se le comunica que la pida en otro convento, pues el de San Francisco está "destinado a objetos de mayor utilidad".

El 10-5-38 María Pérez, viuda de Miguel López, teniente del Regimiento de Mallorca 13, solicita habitación gratis, "en consideración a la miseria en que se ve reducida por su viudez y los tres hijos que tiene", comunicándosele que se dirija al Ayuntamiento o la Diputación, que tiene cedido el edificio, o bien se avenga a pagar un módico alquiler en cualquier otro convento. Y el mismo día "se acordó oficiar a la Excma. Diputación para que manifieste si habrá local que le sobre para colocar a las distintas beneméritas personas que diariamente dirigen sus solicitudes a la Junta".

El 29-5-38 Vicente Benedí, teniente retirado, manifiesta "hallarse sin recursos para satisfacer habitación, a causa del atraso de 20 meses que sufre en sus pagas", y pide tres celdas sin uso que tiene a su disposición el arrendatario de la huerta del convento. Como la Junta tenía intención de hacer una inspección en los conventos de la capital, se le contesta que es preferible que espere a que ésta se lleve a cabo. Vicente Benedí nos ha aparecido en la relación de inquilinos del Carmen utilizando desde estas fechas todo el coristado.

El 6 de junio la Diputación responde al oficio que le había dirigido la Junta el 25 de mayo, expresando que "para poder celebrar sus sesiones públicas y reunirse en circunstancias extraordinarias, tienen ocupada en el convento de San Francisco la parte que principia desde la escalera nueva hasta la huerta del mismo" e ignora si en el resto habitan otras personas o no. La Junta decide pues que el arquitecto pase a numerar, tasar y tratar de alquilar lo desocupado. De esa forma, el mismo día se ve la petición de Engracia Sagasti, viuda de Agustín Gainza, empleado que fue de la Contaduría del Ejército de la provincia, solicitando alquilar dos celdas y media de las cinco que ocupa el arrendador de la huerta y se le conceden.

El 12-7-38 Mariano Castillo, que ocupa una habitación en el convento, pide que se obligue a Ramón Marco, director de Ingenieros, a entregar la llave de la expresada habitación, pues no lo quiere hacer y la Junta le pasa un oficio con este encargo. El 30-8-38 Engracia Farlete, viuda del Capitán Manuel Bellostas, pide una habitación dado el retraso que sufre en su paga por demora del Erario y se acuerda que se le tase una.

El 29-9-38 Cecilia Corral y Joaquina Moreno, que habitan en el convento, piden que se les arreglen los tejados para que no entren las aguas, "como sucedió el día 26 del actual, de cuyas resultas han quedado sumamente deteriorados". A pesar de ello, la Junta se manifestó remisa a estas obras cuya tasación no ascendía más allá de 90r.

El 25-10-38 Gaudioso Pujol, teniente coronel retirado, pide habitación, pagándola de su retiro, en el convento de San Francisco o en el de la Mantería y se le recomienda al arquitecto para que le coloque si puede. El mismo día, el nacional de la Compañía de Bomberos Justo Torres, pide arriendo de dos celdas y media, apoyándose en los padecimientos que había sufrido el día 5 de marzo, fecha en que fue herido y su casa saqueada por los facciosos. Se le contesta que pida otro sitio, pues su habitación está ya tasada por 120r para Gregoria Fiandrina que se compromete, además, a pagar las reparaciones. Sin embargo, éstas no debieron ser muy sólidas porque la Junta tuvo que gastar más adelante 650r en hacerlas de nuevo.

El 28-1-39 Juan Vienne solicita de la Junta una habitación, ofreciéndose a pagar los reparos y no se le concede. El 4-12-39 Antonia Albeac, viuda, pide una habitación para ella y sus tres hijas por "hallarse en el mayor desconsuelo... y que no llega para subsistir la labor de sus manos".

El 26-9-40 se concede al Ayuntamiento el claustro bajo del convento para depositar varios efectos destinados a la obra de la Fuente de la Princesa, siempre que no perjudique a los locales reservados a la Diputación. Esta solicitó la totalidad del edificio y le fue concedido, pero surgieron problemas en la delimitación de lo que serían las partes cedidas. Al protestar la Diputación el 17-11-40 de que Amortización no le había entregado el edificio todavía, se convocó una sesión extraordinaria el 13 de diciembre para resolver la cuestión. A ella acudieron el diputado D.Joaquín Ortiz y Velasco y el Comisionado principal de Amortización. Después de escuchadas las razones de ambas partes y visto que el plan formado por la Academia de San Luis para las calles de la ciudad no afectaba a la cesión, se dispuso que se entregara a la Diputación sólo el edificio, sin que comprendiera los terrenos de la casa de Jerusalen, ni la huerta, a pesar de que estaban encerrados dentro de sus límites.

 

 

Atrás Arriba Siguiente

© Biopsychology.org, 1998 - 2006

 
Última actualización:
21/03/06