Biopsychology.org

English

Artículos Casos   Libros Apuntes Otros  

"La desamortización de Mendizábal en la provincia de Zaragoza (1836-1851)".  P. Marteles, 1990. (pmartele@pie.xtec.es)

Atrás Arriba Siguiente

 

10.4.- LA JUNTA Y LOS COLEGIOS DE FRAILES

10.4.1.- COLEGIO DE SANTO TOMAS DE VILLANUEVA (LA MANTERÍA)

Este colegio de Agustinos observantes, llamado también de la Mantería, estaba situado en la plaza de este nombre y de espaldas al Coso. Tenía algunas pinturas de mérito en la iglesia y su conservación habría de causar cierta preocupación a la Junta. Después de haber servido como almacén, hacia 1850 su iglesia servía como parroquia castrense, entre tanto se terminaran las obras de habilitación en S.Ildefonso, cedido para esos fines. En el resto del edificio se hallaba establecida el correccional de mujeres, con el nombre de Real casa de S.Ignacio.

El 16-8-37 el administrador de rentas decimales pide la iglesia de Sto.Tomás para utilizarla como granero, pero como ya se halla ocupada se le comunica que puede solicitar las de S.Ildefonso o S.Camilo que están vacantes.

El 1-9-37 la Junta rechaza la solicitud de Víctor Lana, director de la Escuela Normal, que pide la cesión por 10 ó 12 años, y le recomienda la eleve a la Superior que es la que tiene facultades para ello. Por las mismas fechas se solicitó a Madrid igualmente la posible cesión para establecer la oficina de Correos de manera que el 4-11-37 se pide a la provincial que manifieste a la Superior su opinión y se acuerda

"que se manifestase que el informe cedido a la Junta Superior por los diputados de esta provincia lo encontraba muy conforme, pues el local en cuestión está situado en un punto bastante céntrico; ocupándolo la casa de Correos se producía un ahorro positivo evitándole los alquileres del sitio particular que en el día se halla situado; pero en el concepto de que si se concediese al ramo de Correos era necesario que fuese de su cuenta los gastos habilitarlo descontándoselo de los alquileres que en su caso se le impongan y no conformándose el Gobierno en esta idea no se presenta inconveniente en acceder a la exposición de Lana en la forma que se propone, no comprendiéndose la iglesia que podía quedar a disposición de la Junta con el objeto de enajenarla para construir casas particulares"

La Superior, como siempre, le dio largas al asunto y Lana dispuso de tiempo para solicitar también para el mismo objeto, y sin conseguirlo, el Colegio de Agustinos Calzados y el convento de Capuchinos. La respuesta a la petición de Victor Lana llegó el 30-8-38 limitándose a autorizar la concesión en venta.

Para proceder a la venta la Junta dispone que Matías Laviña, como perito nombrado por Lana acompañado de Gimeno y de Mariano Dutu, arquitecto y miembro de la Junta respectivamente, vayan a tasarlo y preparar el pliego de condiciones. El 15 de septiembre se ha tasado ya por 70.976r y se envía a la Superior para que se apruebe y disponga el canon que ha de pagar Lana para poder posesionarse del edificio y demás en que está interesado.

El 25-12-38 la Superior solicita aclaraciones a varios puntos sobre la cesión a treudo perpetuo y se piden a Lana, el cual comunica el 28-1-39 que se aviene a satisfacer el 3% de capital y el precio de la tasación de las tribunas "en la inteligencia de que se rebajará el tanto que debe satisfacer por contribuciones y reparos indispensables del edificio", solicitando además la "pronta terminación de este negocio que ya cuenta dos años de antigüedad". La Junta contesta que Luis de Quinto, miembro de su seno, se va a encargar de estudiar el expediente. Desgraciadamente para Lana sus proyectos para poner una Escuela Normal de educación primaria en la Mantería, a lo único que llevaron fue a amontonar un enorme volumen de correspondencia.

La iglesia de Santo Tomás, que tenía unas pinturas al fresco de gran mérito estaba cedida a la Comisión Artística. El 17-10-39 la Intendencia Militar envía un oficio de Justo Landa, asentista de víveres del ejército, solicitando este local para colocar con urgencia los tornos para cerner las harinas. Las oficinas de Amortización expresan su conformidad y se le pregunta a la Comisión Artística si el destino que se le quiere dar no estropeará las pinturas. Tres días más tarde s le permite a Landa que ocupe el local, a condición de que sea provisionalmente, de que adelante el arriendo para componer los tejados y vidrieras necesarios a la conservación de los tesoros artísticos y de que habrá de salir inmediatamente si éstos resultaran dañados.

Justo Landa ocupó la iglesia pero no hizo los reparos mencionados y se le ordenó que saliera. El 29-12-39 la Junta tuvo que convocar una sesión extraordinaria, pues Landa se había quejado al Intendente militar de los perjuicios que acarrearía dejar expedito el edificio dado que la iglesia de S.Camilo que había solicitado a cambio estaba ya ocupada. Se le permite seguir allí comprometiéndose a llevar a cabo las obras. El presupuesto fue aprobado el 11-3-40 y el 14 de mayo se manda al administrador del edificio que se ponga de acuerdo con Landa para fijar el precio de los alquileres, haciendo las deducciones necesarias por las obras que se van a llevar a cabo. Sin embargo, dichas obras no se ejecutaron, pues el 26-9-40 la Junta dispone que Landa pague los 520r que adeuda y que el arquitecto informe del por qué de la falta de cumplimiento en reparar los tejados y demás de la iglesia. Para entonces los tornos habían sido desalojados por Landa, pero el 26 de junio la había cedido a un representante suyo, Diego Pardo, para que le sirviera por unos meses como depósito de harinas.

Finalmente, el Colegio fue solicitado por el Tribunal de Comercio de Zaragoza para colocar sus dependencias, a lo que se contestó, una vez más, que la Junta no estaba facultada para la cesión.

10.4.2.- COLEGIO DE SAN PEDRO NOLASCO

Pertenecía a la orden de la Merced y estaba situado en la plaza de su nombre. Al desocuparlo los religiosos, su iglesia fue cedida a la Comisión Artística de la Provincia para que le sirviera como depósito de los enseres, cuadros y libros que tuvieran algún valor, procedentes de los conventos y monasterios suprimidos. Dice Madoz "que es una lástima que no se haya utilizado la iglesia para culto público, la cual sirve para almacén de leñas y utensilios para las tropas". El edificio fue vendido como finca nacional, después de haber servido para el arriendo de habitaciones.

La igles fue solicitada por el Administrador de Rentas Decimales el 11-8-37 para granero y se denegó la petición por estar cedida a la Comisión Artística.

El 18-12-37 Eugenio Ruiz, Brigadier Comandante General interino, presenta a la Junta un informe describiendo el estado general que ofrece la clase de los retirados por efecto de la postergación y atraso general de sus pagas, recomendando la exposición de Eugenio Tolosana, sargento retirado de 70 años de edad, que dice ser tal su miseria y la de los otros compañeros que habitan con él en las cuevas junto al edificio del castillo de la Aljafería, que suplican para vivir un local nacional de los vacantes. Y la Junta, en contra de lo que solía ser su norma de actuación, conmovida por la triste situación en que se ven estos jubilados, cede el colegio de San Pedro para albergar a Tolosana y a todos los de su clase.

El 23-2-38 Vicente Blasco, natural de Caspe, pide una habitación gratis, pues "es una de las personas más vejadas por la facción de Cabrera" y haber sido saqueada la única casa que tenía, conforme certifica el Ayuntamiento de aquella villa; se le recomienda que se dirija al Ayuntamiento, "a cuyo cargo corre la suerte de la colocación de los patriotas refugiados en esta capital".

El 25-3-38 Domingo Pallete y Ochoa, que poco antes había renunciado a su puesto de vocal de la Junta, solicita la compra de una bodega de vino con sus dependencias y que no forma parte del edificio. Se encargan de la tasación el arquitecto D.Segundo Díaz y el maestro cubero Blas Berges, aceptándose la venta el 4 de junio.

Mariano Carrascal, que desde hace tres años se encargaba como guarda del citado colegio, teniendo a su cuidado los objetos depositados por la Comisión Artística, manifiesta en agosto el edificio se está deteriorando por las lluvias y falta de composición de sus tejados "que se están hundiendo" y pide que se le arriende todo el edificio y se le permita subarrendar lo que quede a personas de su confianza. Se tienen en cuenta sus sugerencias y después de tasado el local en 640r, el 30-8-38 se resuelve que se saque el edificio a subasta.

La iglesia también fue solicitada en arriendo el 2-7-38 por el comerciante José Laguna ofreciendo por tres años hasta 600r anuales. Ante la perspectiva de posibles ingresos la Junta mandó que se tasara, se anunciara a subasta y que se comunicara a la Comisión Artística que trasladara sus efectos al claustro. Sin embargo el 30 de este mes fue necesario anular el anuncio porque la Comisión manifestó a la Junta que no era suficiente el sitio que había en los claustros para colocar todos los enseres y obras artísticas.

La última solicitud fue la de Pedro Mendichaga, que pedía el Colegio con fecha 11-12-40, para establecer en él una fábrica de tejidos y estampados al canon del 3% de su valor. Consultada la Junta Superior, ésta dispuso al mes siguiente que se hiciera un expediente de subasta.

10.4.3.- COLEGIO DE SAN VICENTE

De la orden de Predicadores, estaba situado en la calle S. Vicente. Madoz dice que durante la guerra civil sirvió de cuartel de carabineros y que hacia 1850 se hallaba cerrado. Según se desprende de la documentación revisada es cierto que en un principio estuvo cedido a Amortización para colocar sus oficinas y, más tarde, se concedió al Ayuntamiento para el alojamiento de tropas.

El 1-3-38 Mariano Sanclemente solicita el edificio del Colegio y su molino de aceite para arrendarlo por tres años. La iglesia la tenía concedida hasta el mes de Junio por 320r José Gargallo, maestro de niños, quien se había gastado en ella 400r y habría de solicitar después el refectorio del Carmen. El 30-4-38 Amortización comunica que sus oficinas han evacuado el edificio dos días antes y sabedor Sanclemente de que la iglesia iba a quedar libre la solicita también. Como a su vez Mariano Peiró tenía pedidos todos molinos de los conventos suprimidos, la Junta llegó a la conclusión de que lo mejor era sacar todo a subaste el siguiente 10 de mayo por 1.400r anuales y que se hicieran unas obras necesarias en el edificio y el molino cuyo presupuesto ascendía a 837r y 210r respectivamente.

Nuevos reparos se hicieron necesarios el 25-10-38 "a causa de la excesiva lluvia ocurrida en estos últimos días", tanto en este como en los Agonizantes y S. Lamberto. Dos meses más tarde se había hecho el presupuesto de las obras y el 9-6-39 se mandaba abonar a Gimeno 995r por los gastos de reparación.

El 5-2-39 se convocó una sesión extraordinaria para examinar el oficio del Sr.General 2º Cabo en el que pide que "desde luego se pongan a disposición del Excmo. Ayuntamiento de esta capital el Colegio de S.Vicente y el granero que corre a cargo de la Comisión de Arbitrios en el Monasterio del Sepulcro para que ejecute las obras necesarias a fin de colocar en ambos locales el primer y segundo Batallón del Rgto. de Africa que deben organizarse en esta ciudad y los quintos que produzca el actual reemplazo de 40.000 hombres que han de reunirse en la misma"

La Junta dispuso que el Ayuntamiento podría disponer de S.Vicente desde aquel mismo día y que con respecto a lo del Sepulcro correspondía a Amortización el concederlo.

La cesión al Ayuntamiento para el albergue de los movilizados afectó fundamentalmente a Ignacio Arilla, que era a quien se había adjudicado el edificio por tres años en la subasta del 10-5-38. El 6-2-39, es decir, al día siguiente de la cesión, Arilla comunica que cumplirá tan pronto como pueda la evacuación, pero que tiene dificultades porque hay subarrendados "Nacionales que con motivo se resistirán de que se les despoje de ellos sin darles lugar a que se busquen locales donde abrigarse" y pide que se le abonen las mejoras con mejores condiciones que las del pliego, pues sólo ha disfrutado de ellas la sexta parte del tiempo del arriendo.

Arilla comunica diez días más tarde que se ha gastado 1.818r y además ha dejado de ganar otros 1.800 por cada uno de los tres años. Lasierra, individuo de la Junta, fue a visitar el edificio y presentó su informe el 30 de abril. Visto éste, el 22 de mayo llegó el que se había pedido al Asesor de la Subdelegación y aún fue necesario que pasara Luis Quinto para presentar otro informe. Todo el expediente así reunido se envió a la Superior el 19 de junio para que ella dictaminara. El resultado no hemos podido averiguarlo, pero Arilla no debía andar muy falto de esperanza porque el 26-4-39 solicita el arriendo de una porción de edificios suprimidos, que de momento la Junta no puede conceder pues espera el informe de una Comisión a la que ha encargado reconocer todos los edificios y ver la finalidad a que se les podría destinar.

La última solicitud fue la de José Guallart, que tenía arrendado el molino de aceite, pidiendo que la Junta nombre un individuo para presenciar las obras que iba a ejecutar. Gimeno fue el encargado de cuidar de que la línea divisoria y los demás reparos se hicieran conforme a la ley.

10.4.4.- COLEGIO DE AGUSTINOS DESCALZOS DEL PILAR

Situado detrás del Pilar y de la llamada casa del Marqués de Aytona. Después de la supresión fue vendido como finca nacional, pero como a continuación veremos, no resultó fácil a la Junta proceder a su enajenación.

El 26-9-39 Carlos Fonviella, vecino de Madrid, pide que se tase el edificio y se dispone que Amortización se encargue de ello. El 23 de noviembre se nombra perito a Gimeno, quien se encarga de preparar el pliego de condiciones. El 27-1-40 se hace necesario oficiar al apoderado del Marqués de Aytona y Duque de Medinaceli para que informe de los derechos de éste a la Tribuna propiedad del Marqués que existe en los Agustinos. El 11-3-40 se ve la respuesta del apoderado y se acuerda fijar el término de un mes "a fin de que tenga lugar el escrutinio de papeles que se se manifiesta, porque pasado el dicho término se procederá a la venta en pública subasta según se halla acordado". El 14-4-40 tras un mes de suspensión y no haber acreditado en forma la propiedad, la Junta acuerda que se proceda a la subasta.

Sin embargo, ante la importancia de la persona afectada, la Junta no era tan resuelta con los hechos como con las palabras y por el momento no procedió a la subasta. El 23 de junio envía por fin el apoderado del marqués los escritos y documentos, "con objeto de que se sobresea el expediente instruido y se deje por virtud de aquellos a la libre disposición de S.E.; y se acordó que existiendo los demás antecedentes relativos a este asunto se pase todo al señor Don Andrés Casajús para que se sirva emitir su dictamen".

A finales de septiembre llega el dictamen y se le devuelven al marqués sus papeles alegatorios de títulos de propiedad que no han resultados satisfactorios. Se dispone que se proceda a la subasta y el arquitecto informe con respecto a la Tribuna. Tras el informe de éste, el 6-10-40 se ordena definitivamente que se subaste el edificio.

No sabemos si esta subasta se celebró o careció de licitadores. Lo cierto es que el edificio, con 1.153 varas de extensión, fue anunciado en subasta el 2-6-42 por 75.382r (y 2.250 de capitalización), adjudicándose su remate el 27-8-42 a D.Andrés Domec por 140.000r, quien lo cedió en Manuel Juan Aured.

 

 

Atrás Arriba Siguiente

© Biopsychology.org, 1998 - 2006

 
Última actualización:
21/03/06