Biopsychology.org

English

Artículos Casos   Libros Apuntes Otros  

"La desamortización de Mendizábal en la provincia de Zaragoza (1836-1851)".  P. Marteles, 1990. (pmartele@pie.xtec.es)

Atrás Arriba Siguiente

 

AGRADECIMIENTOS

El hecho de que esta tesis haya llegado a presentarse es mérito de su Director Dr.D. Gonzalo Anes Alvarez. Gracias a su iniciativa, tras una cálida y estimulante acogida a principios de los años setenta, él fue el responsable de que abordáramos las primeras publicaciones sobre el tema. Desde entonces, y tras un largo paréntesis en nuestro trabajo, la necesidad de dar cumplida respuesta a la confianza depositada y mantenida en nosotros ha sido en todo momento el factor que más ha contribuido a que se retomara la labor y se acometiera la tarea de terminarla.

En la génesis y primeros planteamientos de la investigación influyeron decisivamente cuatro personas a las que no querría dejar de expresar mi gratitud, a pesar de los años transcurridos.

En primer lugar a D.Angel Canellas, Catedrático jubilado de Paleografía y Diplomática de la Universidad de Zaragoza que puso la semilla inicial de inquietud e interés por el tema en 1967, cuando a lo largo de un curso de Diplomática en cuarto año de carrera (no recuerdo por qué arte de malabarismo era capaz de introducirlo en el programa) dedicó unas sesiones a abordar el tema de la desamortización en la Francia revolucionaria centrándose en el problema de la creación y progresiva desvalorización de los "Asignados".

A Domingo Sanchez Zurro, uno de los primeros estudiosos preocupados por el tema. En el verano de 1969, mediante una breve entrevista seguida de visita al Archivo de Hacienda de Valladolid, el fue quien nos introdujo en la problemática del variado tipo de documentos que allí podían encontrarse.

A D.Luis Boya, ya fallecido, que como archivero responsable de los fondos de Hacienda de Zaragoza, nos facilitó en todo momento el acceso y utilización del Archivo y de quien estamos seguros que jamás habría permitido que se produjeran los desastres que acontecieron después en el traslado de los fondos de dicho archivo a otra sede.

Y finalmente a D.Justiniano Casas, Catedrático jubilado de Óptica y Rector por aquel entonces de la Universidad de Zaragoza, que en 1970 y a la vista del enorme volumen de datos que estábamos empezando a procesar con una máquina eléctrica de sumar sugirió la posibilidad de que quizá los datos podrían ser tratados con un ordenador y para ello nos encaminó directamente hacia el Centro de Cálculo de la Universidad, lugar en el que esa posibilidad habría de confirmarse.

 

 

Atrás Arriba Siguiente

© Biopsychology.org, 1998 - 2006

 
Última actualización:
21/03/06