Biopsychology.org

English

Artículos Casos   Libros Apuntes Otros  

"La desamortización de Mendizábal en la provincia de Zaragoza (1836-1851)".  P. Marteles, 1990. (pmartele@pie.xtec.es)

Atrás Arriba Siguiente

 

6.13.- INFORMACIÓN SOBRE COMPRADORES, QUEBRADORES Y CEDEDORES DE FINCAS

Este último apartado del capítulo de análisis de resultados debería calificarse propiamente como Apéndice, pues en él nos limitamos a presentar, con objeto de facilitar su lectura, algunos cuadros con información sobre los protagonistas más importantes de la desamortización en la provincia.

En primer lugar aparecen tres cuadros con una lista de 180 nombres que se repiten en cada cuadro. Lo cierto es que los listados podrían hacerse incluyendo a los 1.133 compradores definitivos distintos que hemos identificado, pero hemos optado por reducirlos a los nombres que caben en cuatro páginas. Los nombres aparecen ordenados por el total de su desembolso (se podría también ordenar alfabéticamente para facilitar la localización de un nombre determinado) y el corte practicado ha significado eliminar a los que invirtieron menos de 164.000 reales.

El cuarto cuadro se ocupa de los 90 quebradores más importantes (de un total de 396 y cuyas fincas les pueden haber llegado también por cesión de otro) que caben en dos páginas e incluye a todos los que quebraron fincas rematadas en conjunto por más de 25.000rs. Y finalmente, el quinto cuadro se ocupa de los rematantes que sin ser quebrar personalmente ninguna finca traspasaron todas las que se llevaron en las distintas subastas (presentamos 90 sobre un total de 167, incluyendo a todos los que remataron por más de 40.000 reales).

En todos los cuadros se ofrece el nombre del comprador seguido de un número entre paréntesis que corresponde al código de la localidad de la que es vecino (Zaragoza=400, Madrid=500, etc.) y que es el procedimiento que adoptamos para poder diferenciar a los compradores con nombres de aparición corriente en la región. En algunos casos, (sobre todo en los dos últimos cuadros) junto al nombre de la población de vecindad aparece una asterisco que casi siempre significa que se trata de una vecindad atribuida pues carecemos de información fidedigna. Entre los compradores de los tres primeros cuadros sólo se da un caso y le hemos atribuido vecindad en Zaragoza. Se trata de Enrique Linares y de él en unas fuentes parecía deducirse que era vecino de Madrid, en otras de Tarazona y en otras de Zaragoza, constándonos por el libro de cuentas corrientes que se trataba de un único comprador. Pedro Sender (el quebrador más importante del cuadro 197) era, probablemente, vecino de Madrid.

Otra salvedad que no queremos dejar de mencionar es que hay una finca de Tarazona (un olivar de una hectárea con algo de edificación, con escritura de 25-1-1860 ante el notario F.Higueras) rematada en 36.000 reales que hemos incluido entre las compradas por Juan Bruil (tras cesión de Manuel Casajus a Gregorio Pérez Altemir y de éste al interesado) que es muy posible que pertenezca a Juan Barril, del comercio de Zaragoza, y que es un sujeto al que no hemos contemplado como comprador y del que sabemos que en 1864 es elector contribuyendo con más de 600rs. El error se debe a que la grafía del apellido tanto en los Registros como en el Libro de cuentas corrientes no era muy clara y se optó por el primero de ellos.

El CUADRO Nº 194 ofrece para cada comprador una serie de valores absolutos que nos ilustran sobre el total de fincas, de extensión rústica y urbana, de remate, valor, rentas adquiridas y pagos por contribución que afectan a cada sujeto. En varios de esos conceptos se distingue lo que compra y lo que remató directamente en subasta (independientemente de que se lo quedara o no ) de manera que puede apreciarse si es un comprador que manifiesta un tipo de conducta determinada e incluso se ofrece al final del cuadro la posible diferencia de índices de mejora entre su conducta como comprador definitivo y como rematante en las subastas.

El CUADRO Nº 195a y Nº 195b muestra únicamente códigos y números de orden. Una primera serie de códigos se refieren al grupo ("GR") de compradores del que forma parte por el total de número de fincas, extensión, remate, etc. ese comprador y que son los grupos que se distinguen en los cuadros 21 a 25, partiendo de que un 1 asigna al sujeto a la categoría menos importante y un 6 a la más elevada. Por ejemplo, si Vicente Pascual aparece con un 6 en "GR. REM." quiere decir que en el cuadro 21 estará incluido entre los que compran por valor superior a 200.000rs.

A continuación aparecen 10 columnas en las que se indica el número de orden que el comprador ocupa dentro del total de compradores por cada concepto que se especifica (un 1 es el más importante y el 1133 sería el último y menos importante).

Las cuatro últimas columnas se refieren a su código como contribuyente en cada concepto con la inicial de "Fabuloso" (+1.000rs), "Grande" (+500), "Importante" (+200), "Mediano" (+100) y "Pequeño" (de 1 a 100rs.) que sirvió de base para las categorizaciones de los cuadros 188 a 193 que se ocupan sólo de vecinos de Zaragoza.

El CUADRO Nº 196 consta de una primera parte que repite algunos conceptos de los dos cuadros anteriores con objeto de tener a la vista la información más sobresaliente y después, en las últimas 14 columnas muestra un número que presentaremos con detalle para facilitar la comprensión de las cabeceras de columna que se han tenido que abreviar hasta un extremo que las hace casi incomprensibles.

1) Señala el nº de "cleros" (pueden ser 2: regular y secular) de que proceden los bienes que compra.

2) Indica el número de "grupos de clero" (10 posibilidades: 5 de regular y 5 de secular, tal como aparecen en el cuadro 13) de los que proceden las fincas adquiridas.

3) Número de órdenes religiosas distintas de las que proceden los bienes.

4) Número de partidos judiciales diferentes en los que compra bienes (13, más 1 de "fuera de la provincia")

5) Número de pueblos distintos en los que se hallan las fincas adquiridas

6) Al clasificar las fincas (no los compradores) en función de su tamaño (ver cuadro 8) se distinguen siete categorías. Una sin extensión y seis más para los distintos tamaños. Un 7 en esta columna quiere decir que el comprador ha comprado fincas de todos los tamaños posibles y 1 reflejará todo lo contrario.

7) De 1 a 6, expresa las categorías de remate a que pertenecen las fincas adquiridas (ver cuadro 7). Un 6 expresa que ha comprado todo tipo de fincas, desde las más baratas a las más caras.

8) Con sólo 2 posibilidades: rústica y/o urbana

9) Al desglosar las fincas rústicas y urbanas en subgrupos (12 posibilidades: 6 de rústica, 5 de urbana y 1 de "otros" tal como se muestra en el cuadro 3) el número que aparezca en la columna indica el nº de grupos de clero de los que proceden las fincas adquiridas.

10) Indica el número de denominaciones o tipos individuales de fincas (según el desglose del cuadro 4) que ha comprado.

11) Indica el número de vías de acceso a lo comprado definitivamente. Hay 3 posibilidades: sólo compra lo que él mismo remata, sólo mediante cesión de otros o ambas cosas a la vez.

12) Indica el número de años distintos en los que se vendieron los bienes que ese comprador adquirió.

13) Indica el número de años distintos en los que intervino rematando fincas directamente.

14) Indica el número de años distintos en que se vendieron las fincas que le fueron cedidas a ese comprador.

El CUADRO Nº 197 se ocupa de presentar a los sujetos que en un momento u otro se declararon en quiebra ordenándolos por el total del precio de remate que se declaró en quiebra. Se ofrecen los conceptos de número de fincas, remate, valor, extensión y mejora diferenciando cada uno en tres columnas distintas cuyo contenido requiere una aclaración complementaria:

a) El número de fincas, remate, etc. que "quiebra" se refiere al total de fincas en las que el sujeto se declara en quiebra independientemente de que él las hubiera rematado o se las hubieran cedido.

b) El número de fincas, remate, etc. que "remata" se refiere al total de fincas que el sujeto remató y que son fincas que se vendieron definitivamente sin necesidad de salir de nuevo a subasta, ya sea adquiriéndolas él mismo (pocos casos) o cualquier otro interesado, por cesión, que es lo más normal.

c) El número de fincas, remate, etc. que "Remata y Quiebran" ("R. & Q.") se refiere al total de fincas que ese sujeto remató y a continuación quebraron, independientemente de que las quebrara él o cualquier otro interesado después de habérselas traspasado.

Si sumamos la columna b) de las fincas que el sujeto remató y se vendieron con la columna c) que refleja el número de las que el sujeto remató y quebraron se obtiene lógicamente el total de fincas que ese sujeto remató de hecho en las subastas. De todas formas, conviene aclarar que las fincas contabilizadas en c) no quiere decir que no se vendieran posteriormente a partir de una nueva subasta en la que ya interviniera otro rematante.

En este cuadro y en el siguiente aparecen bastantes individuos en los que la columna de vecindad muestra un asterisco advirtiéndonos de que es una vecindad atribuída. Esta falta de información se explica porque en nuestro rastreo sistemático a través de censos electorales y libro de contribuciones prácticamente no se tuvo casi en cuenta a los que no considerábamos compradores definitivos de bienes desamortizados.

El CUADRO Nº 198 presenta una lista de sujetos por orden del total de sus remates en la que se dan algunas columnas con valores absolutos, otras con números de orden según conceptos y finalmente otras con información sobre los valores de su contribución en el año 1845. Tal como expresa la cabecera del cuadro, son individuos que remataron alguna o muchas fincas pero que sin necesidad de quebrar (quizá ante la perspectiva de tener que hacerlo en algún caso) se desprendieron de todo lo que habían rematado.

 

 

Atrás Arriba Siguiente

© Biopsychology.org, 1998 - 2006

 
Última actualización:
21/03/06